CEMS: Centro de Estimulación Multisensorial

El Centro de Estimulación Multisensorial (CEMS) está dirigido a la atención de niños con déficit de la conciencia sensorial-motora la estimulación de uno o varios sentidos, en un ambiente cómodo y de relajación, aislada del medio ambiente externo, permitiendo la participación activa del usuario o paciente, esta rehabilitación nos permite tener una visión acerca de los procesos que subyacen el procesamiento sensorial y praxis en los niños. De este modo podemos ver como el niño organiza y responde a los inputs sensoriales y nos permite identificar alteraciones orgánicas relacionadas con problemas neurológicos, de aprendizaje, desórdenes emocionales, entre otros; además de estimular aspectos que son los cimientos del sistema táctil, vestibular y propioceptivo que subyacen ciertas dificultades observadas en el aprendizaje y en la conducta del menor, a través de una nueva tecnología que facilita exponer los estímulos aislados o en conjunto de estos, aumentando el control del paciente y terapeuta sobre el entorno.

Permite al terapeuta un sin fin de posibilidades de combinaciones para que el paciente cumpla con objetivos terapéuticos específicos, conservando los principios básicos de la neuroestimulación y de la estimulación sensorial, haciendo que los equipos respondan a los comandos del paciente o usuario para generar un estímulo.

En el CEMS ayudaremos a las personas con secuelas de padecimientos neurológicos, adquiridos y de aprendizaje entre otros a superar las alteraciones que surgen como consecuencia de estas enfermedades. Realizaremos un diagnóstico preciso de las funciones disminuidas y de las conservadas, con el fin de diseñar un programa especifico para cada paciente y así impartir las terapias de manera adecuada.

La Estimulación Multisensorial es la función que cumple el Sistema Nervioso al procesar todo lo que captan nuestros órganos sensoriales, como la vista, el olfato, el oído, el tacto y el gusto. Cada día recibimos millones de estímulos que el Sistema Nervioso debe filtrar, organizar e integrar, pues muchos de ellos son irrelevantes y debemos inhibirlos para no sentirnos abrumados. Vivir sin esta inhibición sería realmente difícil y agotador.

Las deficiencias en el procesamiento sensorial en niños normales, incluso con niveles de inteligencia superiores, se pueden manifestar a través de:

  • Incomodidad ante los sonidos fuertes
  • Disgusto por ciertos alimentos
  • Desagrado al contacto físico con los demás
  • Molestia al uso de cierta ropa
  • Mareo cuando viaja en coche
  • Dificultad para vestirse y usar utensilios como la cuchara, el lápiz o las tijeras.

OBJETIVOS TERAPÉUTICOS DEL CEMS
CEMs
  • Evaluar, diagnosticar, Rehabilitar.
  • Facilitar y promover la interacción de los pacientes o usuarios con su entorno sensorial.
  • Participar en actividades que mejoraran aspectos físicos, emocionales, sociales de integración y aprendizaje.
  • Proveer al niño de habilidades necesarias para lograr un desarrollo idóneo en lo físico, académico y emocional.
  • Facilitar que el cerebro del paciente trabaje de manera integrada para que pueda filtrar adecuadamente la información que viene de los sentidos.
  • Permitir que el paciente pueda procesar una respuesta más organizada ante un estímulo; ya que esto facilitará la creación de otros procesos como la lectura, la escritura y las actividades de la vida diaria.
  • Asesorar y Orientar a la familia, los padres, tutores, o responsables de los usuarios.
  • Realizar acciones preventivas en centros educativos e instituciones independientemente de la capacidad del usuario que nos permita identificar de manera temprana o prevenir desempeño normal de la persona.
  • Estimular las funciones sensoriales, además de trabajar sobre la función dañada para lograr una recuperación más rápida y homogénea.
  • Rehabilitar las funciones perdidas estimulando todas las áreas del individuo en una comunidad de recuperación, para lograr la auto-confianza, autonomía e independencia, en su contexto personal, social y familiar.